Falleció Gregorio Pérez Companc, icono del empresariado argentino
Martes 16 de Julio de 2024

Sociedad

uno de los mas rico del país

Falleció Gregorio Pérez Companc, icono del empresariado argentino

El empresario, dueño de una de las mayores fortunas del país, murió a los 89 años. Dejó un legado significativo en la industria y la economía nacional.

14 de Junio de 2024

Este viernes falleció a los 89 años Gregorio Pérez Companc, uno de los empresarios más influyentes y poderosos de Argentina. Reconocido por su liderazgo en el holding familiar hasta 2010, Pérez Companc era dueño de la cuarta fortuna más grande del país, según la revista Forbes.

 

Nacido el 23 de agosto de 1934 en Buenos Aires, Pérez Companc fue adoptado a los 11 años por Margarita Companc de Pérez Acuña y Ramón Pérez Acuña. Su madre adoptiva lo introdujo en el mundo de los negocios, y tras la muerte de sus tres hermanos sin dejar descendencia, Gregorio se convirtió en el líder del conglomerado familiar.

 

Pérez Companc inició su carrera en la industria petrolera, pero su impacto se extendió a través de diversos sectores, incluyendo la alimentación y la energía. Según Forbes, su patrimonio ascendía a 4.200 millones de dólares, ubicándolo en el puesto 767 del ranking mundial de personas más ricas y cuarto en Argentina.

 

 

La continuidad del imperio familiar

 

Sus hijos, Jorge, Cecilia y Catalina, vendieron sus participaciones empresariales a sus hermanos Luis, Rosario y Pilar, quienes actualmente controlan Molinos Agro y la petrolera Pecom. Luis Pérez Companc es el encargado de liderar el conglomerado empresarial en la actualidad.

 

El primer acercamiento de Gregorio "Goyo" Companc al mundo empresarial fue a través de la fundación de la compañía San Benito en 1919, dedicada a la cría de ovejas y la comercialización de lana. En 1943, junto con su hermano adoptivo Carlos Pérez Companc, fundaron su primera empresa naviera, que "Goyo" asumió tras la muerte de Carlos. Además, ocupó roles clave en el Banco Río de la Plata y en SADE S.A.

 

La diversificación de sus inversiones lo consolidó como una figura central en el sector energético con el Grupo PeCom, actualmente gestionado por tres de sus siete hijos.

 

Educado en el Colegio La Salle de Buenos Aires, Pérez Companc no completó estudios universitarios. En 1964 se casó con María del Carmen "Munchi" Sundblad Beccar Varela, con quien tuvo siete hijos: Catalina, Cecilia, Jorge, Luis, Pablo, Pilar y Rosario.

 

La familia Pérez Companc se hizo un nombre en la industria petrolera en 1958, y Gregorio continuó expandiendo sus intereses en alimentos, telecomunicaciones y energía. Molinos Río de la Plata se convirtió en su empresa insignia, consolidándose como líder en su sector.

 

En 1988, Gregorio Pérez Companc fue distinguido con el Premio Konex de Platino y un Diploma al Mérito. En 2009, anunció su retiro de los negocios, lo que llevó a una reestructuración del grupo familiar, ahora gestionado por sus hijos.

 

El fallecimiento de Gregorio Pérez Companc marca el fin de una era en el empresariado argentino, dejando un legado perdurable en la industria y economía del país.

COMENTARIOS