Con gol de Di María: Argentina le ganó a ecuador 1 a 0
Sábado 15 de Junio de 2024

Deportes

FÚTBOL

Con gol de Di María: Argentina le ganó a ecuador 1 a 0

Scaloni había prometido que la gente vería a Messi jugar, y cumplió, Messi jugó casi 40 minutos, incluyendo el tiempo adicional.

10 de Junio de 2024

r="ltr
" style="line-height: 1.2; text-align: justify; margin-top: 24pt; margin-bottom: 6pt;">Lionel Messi volvió a demostrar su importancia en la Selección Argentina, incluso cuando empieza el partido desde el banco. En el reciente enfrentamiento contra Ecuador, Messi entró a los 10 minutos del segundo tiempo, generando una gran ovación y dejando claro su deseo de estar siempre presente en el juego, preparándose para la Copa América.

En un hecho que aún resulta extraño para muchos, Lionel Messi comenzó el partido contra Ecuador en el banco de suplentes. A pesar de que la Selección Argentina ha demostrado en otras ocasiones que puede adaptarse a esta situación, ver a Messi fuera del campo desde el inicio sigue siendo una imagen poco habitual.

Cuando finalmente ingresó al campo, reemplazando a su amigo Di María, la ovación del público fue ensordecedora. En los minutos que jugó, Messi mostró su habitual voracidad, dejando claro que su impacto no se limita al tiempo que pasa en el campo. Aunque no tuvo un ingreso espectacular y no logró un remate claro al arco, su presencia generó preocupación en los rivales y mantuvo la sensación de que algo extraordinario podría ocurrir en cualquier momento.

Es significativo que la Selección Argentina haya mostrado uno de sus mejores momentos del partido sin Messi en la cancha. Esto subraya la independencia futbolística que ha logrado el equipo bajo la dirección de Lionel Scaloni. Cuando Messi entró, Argentina ya había asegurado la victoria contra Ecuador, eliminando la necesidad de que el capitán sacara su varita mágica.

A pesar de la victoria, Messi dejó en claro su insatisfacción por no ser protagonista durante su tiempo en el campo. Fue tendencia en redes sociales por su reclamo a Nico González, quien en una jugada clara al final del partido, decidió rematar sin éxito en lugar de pasarle el balón a Messi, que picaba a toda velocidad por la derecha.

En la conferencia previa, Scaloni había prometido que la gente vería a Messi jugar, y cumplió. Messi jugó casi 40 minutos, incluyendo el tiempo adicional, suficiente para que dos aficionados se colaran en la cancha en busca de tocarlo y para que el joven volante ecuatoriano Kendry Páez se llevara un recuerdo inolvidable: la camiseta 10 del capitán campeón del mundo.

Lionel Scaloni cuidó a Messi y Messi reguló su esfuerzo, consciente de que lo más importante está por venir con el inicio de la Copa América el 20 de junio. Messi sabe que allí, una vez más, buscará la gloria.

COMENTARIOS